Uncategorized

Mucho más que dos. Por Sofía Kortysz, 11 mayo, 2018. SEMANARIO BRECHA

El partido que proclamó como candidatos a Gonzalo Abella y Gustavo López atraviesa días difíciles. Ellos integran la única fórmula electoral que reconoce Unidad Popular (UP), pero no son los únicos en esas filas que aspiran a ser presidenciables. La agrupación Izquierda Unida busca ir a elecciones internas dentro de la UP con el ex edil emepepista Néstor Gurruchaga. Seguramente la situación, que tuvo su punto de quiebre con la participación de los principales referentes en el acto de los autoconvocados en Durazno, termine de desentrañarse en la Corte Electoral, adonde, según supo Brecha, llegaron recursos de un lado y del otro.

Izquierda Unida (IU), la agrupación del pretendido candidato, es una alianza electoral que surgió a mediados de 2017 y a la que la mesa ejecutiva de UP reconoció como agrupación en noviembre. Una circular de la Corte Electoral fechada en enero de este año legitima que la mesa ejecutiva “concedió a la Agrupación Nacional Izquierda Unida, oportunamente reconocida, el uso del sublema nacional Izquierda Unida”. En sus inicios, esta agrupación se conformó con el sector ProUnir, integrantes del movimiento Avanzar Montevideo y militantes independientes.

Los motivos para presentar otra candidatura son múltiples, aseguran desde IU. En una declaración que emitieron el 10 de abril, sostienen su discrepancia con que la Coordinadora de Jubilados (donde UP tenía peso preponderante) se haya aliado con “exponentes orgánicos del Partido Nacional y Colorado” en las elecciones del Bps de 2016. También repudian que el diputado Eduardo Rubio se haya posicionado en contra del impuesto a las jubilaciones militares más altas. Pero la gota que derramó el vaso fue la presencia del legislador y del candidato a presidente Gonzalo Abella durante el estival acto de los autoconvocados en Durazno. “La valoración que los referentes más importantes de la UP hicieron de esta situación marcó un antes y un después”, expresó a Brecha Néstor Gurruchaga. Adrián Gómez, ex integrante de Avanzar Montevideo, lo resumió de la siguiente manera: “Nosotros con el latifundio, la derecha y los Bordaberry no tenemos nada que ver. Nosotros somos de izquierda”.

En la declaración también se plantea que hay dos errores dentro de UP: tener al Frente Amplio “como el principal enemigo” y abonar la idea de “cuanto peor mejor” al considerar que “un gobierno de derecha va a generar mejores condiciones para el crecimiento de la izquierda”. La agrupación de Gurruchaga tampoco comparte “la participación en actos paralelos al Primero de mayo, ni el día previo al Día Internacional de la Mujer”. El aspirante a candidato sostuvo que quienes no participan en ese acto del Pit Cnt, ni asisten al 8 de marzo, ni a la Marcha del Silencio argumentan que “es para no entreverarse con el oficialismo”. Y luego disparó: “Ah bueno, pero en Durazno no tenés el mismo celo, vas y te entreverás”.

IZQUIERDAS, UNÍOS.

El objetivo de IU es unificar a tres sectores de la izquierda que, de acuerdo a su diagnóstico, se encuentran divididos entre quienes votan en blanco o anulan, quienes están dentro de la UP y aquellos que aún están en el FA pero que buscan otra alternativa. “Si vos planteás que el enemigo principal es el FA y tu forma de hacer política es hacer catarsis pegándole, es porque no estás compartiendo con nosotros que lo principal es detener la ofensiva de la derecha. Y para eso es necesario juntar a la izquierda”, sentenció Gurruchaga. Frente a un escenario de balotaje, Gómez fue claro: la IU votará “al candidato de la socialdemocracia y del liberalismo progresista”, léase FA. Hasta ahora, en las segundas vueltas, la UP ha dado libertad de acción.

La decisión de plasmar una candidatura alternativa a la de Abella fue tomada el 7 de abril. Aun sin un nombre definido, dos días más tarde se presentaron ante el Coordinador Nacional de Unidad Popular, el representante de ProUnir Georges Maaiki, junto a Adrián Gómez y Nicolás Bonilla, ex miembros de Avanzar Montevideo, y el propio Gurruchaga. Gómez explicó a Brecha que en esa oportunidad sólo se permitió el ingreso de Maaiki, porque de los mencionados era el único que integraba formalmente el Coordinador en representación de su agrupación aunque esa regla “no se aplica nunca”.

El orden del día ya estaba acordado por lo que Maaiki únicamente expuso los argumentos por los cuales buscan impulsar otra candidatura. “Se negaron a discutir con nosotros. No sobre quién iba a ser el candidato, sino sobre la resolución política y las críticas que le estábamos haciendo a la conducción”, relató Gómez. Maaiki explicó que la semana siguiente se presentó nuevamente, aún sin el nombre de Gurruchaga sobre la mesa, para solicitar que el propio Coordinador llevara al Octavo Encuentro Nacional de Militantes una moción que planteara la opción de que la UP tuviera dos candidaturas. La respuesta fue negativa. Durante el encuentro, el pasado 28 de abril, se proclamó por unanimidad la fórmula de Abella y Gustavo López, la misma que en las pasadas elecciones.

López afirmó a Brecha que si bien se les negó esa posibilidad, se les propuso que fueran al Encuentro y presentaran allí la moción, cosa que no hicieron porque “sabían que no iban a tener respaldo”. Maaiki confirmó que efectivamente, para IU, eso “era ir a perder, porque la militancia que va el Encuentro es fundamentalmente la de los grupos que están en el Coordinador”.

Días después de que el Coordinador le bajara el pulgar a una segunda candidatura y cuando ya estaba resuelto que el aspirante por IU sería Gurruchaga, ProUnir, la agrupación de Maaiki, presentó una declaración pública en la que expresó su decisión de retirarse de UP. “No compartimos que a un grupo o a una eventual minoría de grupos se le imponga la obligación de aceptar esa precandidatura y que se le obstaculice el derecho de presentar otra si no están de acuerdo”, se explica. Este alejamiento tuvo como consecuencia, en términos formales, que IU quedara sin representante en el Coordinador y, en términos políticos, que esté conformada por militantes independientes.

Gurruchaga sostiene que quienes quedan en IU tienen “el derecho constitucional de participar en una elección interna. Estamos registrados como agrupación nacional y como sublema”. Gómez fue más contundente: “Nosotros hemos decidido quedarnos hasta que nos echen”. El 27 de abril, IU presentó un recurso dirigido a los ministros y secretarios de la Corte Electoral: “El día lunes 16 de abril miembros de la autoridad partidaria nos manifestaron la intención de retirarnos el reconocimiento realizado en la Circular Nº 9945 el día 23 de noviembre de 2017, en caso de que persistiéramos en nuestra intención de presentar una precandidatura, la de Néstor Gurruchaga”. En la nota hacen referencia a los artículos de la Constitución en los que se determina que: “Los partidos deberán ejercer efectivamente la democracia interna en la elección de sus autoridades” y que: “Los partidos políticos elegirán su candidato a la Presidencia de la República mediante elecciones internas”.

LA OTRA VERSIÓN.

El diputado Rubio dijo a Brecha que “la UP no va a reconocer ningún sublema de gente que no sea miembro de la UP”. Su planteo es que ProUnir fue la agrupación que pidió el sub-lema IU, pero se retiró del partido antes del encuentro de militantes. Afirmó, además que IU se conformó “con gente que no era de la UP”. “¿En qué cabeza cabe que si no sos de la UP quieras presentarte a las elecciones?”, se preguntó. Efectivamente, quienes quedan hoy en IU ya no tienen representación en el Coordinador, pero la agrupación está formalmente reconocida por UP.

El diputado aseguró también que ProUnir dijo a UP que “borraran el sublema porque ellos no lo iban a usar”, extremo que fue desmentido por Maaiki: “No tendría ningún efecto ya que de acuerdo a la normativa que hay, le corresponde a las autoridades del lema, en este caso la UP, ir a hacer esa gestión ante la Corte Electoral”. Brecha confirmó que UP presentó, en las últimas horas, una solicitud ante la Corte Electoral para apartar a IU de su partido. Quizás allí pueda desentrañarse el asunto.

¿Quién es Néstor Gurruchaga?

El aspirante a candidato nació en 1949 en Mercedes. Comenzó su militancia en el Movimiento de Izquierda Revolucionaria que luego devino en el Partido Comunista Revolucionario. Por su participación en esta agrupación estuvo preso entre 1973 y 1974 y luego se exilió en Argentina, hasta el golpe de Estado, cuando partió a Holanda y luego a Brasil. Retornó a Uruguay con la vuelta de la democracia e integró durante algunos años el Mpp por el que fue edil en Soriano hasta 2010. Actualmente es militante del Movimiento Nacional de Usuarios de la Salud Pública y Privada, del que fue secretario general y luego presidente hasta 2016. En el ámbito laboral trabajó de joven en un cine de Mercedes y fue obrero zafrero del Ingenio Azucarero Arinsa. Durante el exilio trabajó en Entre Ríos, Argentina, en un criadero de perros pastor alemán. Ya en Holanda se dedicó a la fundición de acero en Hoog Ovens y en Brasil trabajó en el monte fabricando carbón de leña. A la vuelta del exilio trabajó en serigrafía en una imprenta de plásticos. En la crisis de 2001-2002 participó del Movimiento de Desocupados Primero de Mayo con el que trabajó de forma cooperativa en una chacra en Soriano. Más adelante se desempeñó en una bloquera por lo que militó también en el Sunca. Desde hace unos meses vive en Playa Grande (Maldonado) e integra la comisión Vecinos por la Memoria de Piriápolis. Es ateo, usuario de Asse, dice leer mucho y andar en bicicleta de forma habitual. En las últimas elecciones nacionales llamó a votar a UP. Más adelante se integró al Movimiento Avanzar Soriano del que se apartó en enero.

https://brecha.com.uy/author/sofia-kortysz/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *